Unen esfuerzos para sanear cenote de Uayma

Extraen diversos tipos de llantas, botellas, latas, plástico y ropa, pero lo más contaminante fue una bolsa llena de medicamentos, muy tóxicos para el agua.

584

El día domingo 25 comenzaron los trabajos para el rescate integral del cenote de Uayma, ubicado a unos cuantos metros de la plaza principal y del imponente templo y ex convento de Santo Domingo, construidos en el año de 1646.

La fundación Convento de Sisal A.C, en conjunto con la Fundación Bepensa, Empresa Trivasa, Instituto Tecnológico Superior de Valladolid, el ayuntamiento de Uayma, Seduma y Expedición Grosjean desarrollaron actividades relacionadas con el salvamento y rescate integral de este emblemático cenote.

En esta primera etapa del proyecto, que tendrá varias, se conjuntaron alrededor de 150 personas entre pobladores, colaboradores, autoridades, y miembros de las fundaciones e Instituciones que apoyaron en el nacimiento de este ambicioso proyecto.

Se extrajeron 400 kilos (6m cúbicos) de residuos sólidos entre los que destacan diversos tipos de llantas (de camiones, motos y bicicletas), plásticos, botellas, latas y ropa, así como fue de llamarnos la atención una bolsa repleta de medicamentos, muy tóxicos para el agua de este bello cenote.

Durante los trabajos, mientras expertos realizaban labores de saneamiento en el interior del cuerpo de agua, pobladores y estudiantes del Instituto Tecnológico Superior de Valladolid efectuaron el saneamiento exterior. De igual forma, los estudiantes de ingeniería de este Instituto realizaron el levantamiento del cenote con la intención de conocer sus características y de esa manera poder comenzar con el diseño de un parador turístico, a fin de agregarle un atractivo más a la población.

A pesar de que el margen de visibilidad del cenote es de tan solo dos metros, los espeleobuzos pudieron observar que hay gran concentración de materia orgánica compuesta de troncos, ramas y hojas que caen constantemente al cenote, ya que cientos de árboles y plantas ornamentan la hermosa formación dejan caer sus partes al cenote. La profundidad máxima es de 11 metros.

Al final de la jornada, el alcalde ofreció un reconocimiento a las fundaciones, empresas e instituciones que apoyaron.

En un ambiente familiar que atrajo la presencia de los pobladores de Uayma, la Fundación Convento de Sisal en conjunto con la empresa Trivasa ofrecieron un almuerzo a todas las familias que asistieron.

La Fundación Bepensa repartió playeras con la leyenda “cuidando el agua protegiendo la vida” con la intención de crear conciencia entre los pobladores y en especial los niños.

Asistieron como testigos y apoyo para esta causa el Dr. Renán Góngora Biachi, presidente de la Fundación Convento Sisal A.C.; Fernando Ponce Díaz, presidente de la Fundación Bepensa; el director del Instituto Tecnológico Superior de Valladolid, Narces Mendoza Ambriz (Itsva); la directora de Trivasa, Elsy Méndez Avilés de Alcocer; el alcalde de Uayma, Ranulfo Cupul Cemé; el rector de la Universidad de Oriente (Uno), Gonzálo Escalante Alcocer, y José Ruiz Silva, de Seduma.

Comentarios

Comentarios