Primero de julio: ¿Cuál es la mejor opción para la mayoría de los petuleños?

Siete de cada diez petuleños (10,668 personas) viven en la pobreza, y dos de cada diez petuleños (3,299 personas) sufren hambre todos los días, su ingreso no les alcanza ni para comer.

86

La Voz del Pueblo/Columna
Por: Pável Calderón Sosa

El principal problema de México y de Peto es la pobreza, la desigualdad creciente entre quienes lo tienen todo y de sobra, y quienes no tienen nada. Según datos oficiales del año 2015, del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) siete de cada diez petuleños (10,668 personas) viven en la pobreza, y dos de cada diez petuleños (3,299 personas) sufren hambre todos los días, su ingreso no les alcanza ni para comer. Esta terrible situación es resultado del modelo económico seguido por los gobiernos mexicanos en las últimas décadas. La mayoría de los petuleños no tiene lo suficiente para construirse una casa; para curarse cuando se enferma; para educar a sus hijos hasta el nivel superior o para recrearse sanamente en algunas ocasiones. Es necesario que quien quiera gobernar Peto conozca que éste es su problema principal, porque así podrá plantear soluciones que contribuyan a resolverlo. Renán Jiménez lo sabe y se compromete públicamente a que trabajará para disminuir la pobreza; trabajará por los que menos tienen.

Pero no basta conocer el problema; también hay que decir con sinceridad y realismo qué se puede hacer desde la presidencia municipal para atacarlo. Tres grandes medidas a través de las cuales se puede erradicar la pobreza le corresponde aplicarlas al gobierno federal: empleo para todos; elevación sustancial de los salarios mínimos y cobro de impuestos de manera progresiva: que pague más quien más tiene. Lamentablemente, ninguno de los candidatos a la Presidente de la República enarbola estas propuestas. Sin embargo, otra gran medida que se puede aplicar para combatir la pobreza y que sí está en manos del gobierno municipal es la de reorientar el gasto público: esto quiere decir que se disminuya el recurso que se le da a quienes viven bien y aumenten los apoyos asistenciales, obras y servicios públicos a los habitantes más humildes. Por eso, entre los compromisos del maestro Renán están: Traslados médicos a quien los necesite, las 24 horas; la creación de una farmacia municipal; gestión de un laboratorio municipal de análisis clínicos y gestión para la asignación de más médicos especialistas al Centro de Salud; todo esto para mejorar la calidad de la atención y abaratar costos; mejoramiento a la vivienda, becas para los estudiantes con buen rendimiento académico; construcción de domos en las escuelas; alumbrado público, pavimentación de calles y construcción de aceras; contratación de mano de obra petuleña para la construcción de las obras; fomento masivo y cotidiano de la cultura y el deporte entre la población de todas las edades; gestionar ampliación de recursos del programa Peso a peso, para que más productores reciban sus insumos agropecuarios. Estas y otras medidas reorientarán el gasto público para mejorar la situación de las mayorías.

Pero tampoco basta decir qué se va a hacer. Se debe decir cómo se va a hacer: Renán Jiménez va a hacer lo que propone con recursos asignados regularmente por la Federación y el Gobierno del Estado, pero también con una lucha muy intensa por recursos extraordinarios para más obras. Con una administración honrada de los recursos existentes y una gestión eficiente e intensa para aumentarlos esto será posible. Renán Jiménez sabe que éste no es un trabajo que él pueda hacer solo, sino que ha convocado a quienes lo apoyan a hacer un trabajo en equipo para cumplir con sus compromisos. Antorcha Campesina está entre sus aliados y pondrá toda su experiencia y respaldo del pueblo organizado y consciente para lograr obras en beneficio ya no sólo de sus agremiados, sino de un grupo más amplio de petuleños: durante años esta organización social ha luchado y conseguido muchos recursos para entregar fertilizantes, herbicidas e insecticidas, insumos y herramientas diversas; también viviendas y baños, así como apoyos alimenticios para los humildes; ahí están cientos de petuleños que pueden afirmar que esto es cierto porque conocen a Antorcha.

Hay candidatos con padrinos políticos muy poderosos que, aprovechándose de la pobreza y necesidad, tratan de manera indigna al pueblo, se quieren burlar de él; están entregando mucho dinero, regalos y hasta alimentos, tratando así de comprar la voluntad de la gente para que vote por ellos. No caigamos en la trampa; nos están dando a comer pan con vidrio adentro: seguirán trabajando para los de siempre; para los que han esquilmado a los petuleños durante años. Pero quien aspire al progreso de su municipio, no debe canjear un mejor futuro por unos cuantos pesos. El 1ro de julio no debe triunfar el que dé más dinero, sino el que se gane el cariño y la confianza de la gente, por su carisma, sus propuestas realistas y por su voluntad de lucha en favor del pueblo. Este candidato es el del PVEM: Renán Gabriel Jiménez Tah. Demostremos la madurez e inteligencia de nuestro pueblo votando todos por el Verde y luchando juntos para empezar a cambiar a nuestro querido Peto.

Comentarios

Comentarios