Pemex garantiza el suministro de combustibles en Yucatán

Al confirmar el hallazgo de una toma clandestina en el ducto de Progreso a Mérida, a la altura del poblado de Tamanché, desmiente que se vaya a suspender el bombeo de combustible, pues el suministro de gasolina y diésel a la Península se realiza sin ningún problema.

281

Al confirmar el hallazgo de una toma clandestina en el ducto que va de Progreso a Mérida, Petróleos Mexicanos (Pemex) informó que está garantizado el suministro de combustibles a la Península de Yucatán.

Además, la paraestatal desmintió que se se vaya a suspender el bombeo en el mencionado ducto, pues sus operaciones se mantienen de manera habitual.

Sobre la toma clandestina, Pemex confirmó que fue detectada en el tramo que pasa por Tamanché, comisaría de Mérida colindante con Progreso, pero el problema ya fue resuelto y, de ninguna manera, pone en riesgo el suministro de combustibles a la Península de Yucatán.

De acuerdo con Pemex, hay suficientes inventarios para el suministro de gasolina Magna, Premium, Diésel y Turbosina a través de sus tres Terminales de Almacenamiento y Despacho (TAD), localizadas en Lerma, Campeche, así como en Progreso y Mérida en Yucatán, operando las 24 horas, durante los siete días de la semana.

Se pide a la población no caer en especulaciones y evite compras extraordinarias, ya que no existe escasez de producto en la región.

Petróleos Mexicanos seguirá implementando las acciones necesarias para erradicar el llamado “huachicoleo” que daña al patrimonio de los mexicanos y pone en riesgo la integridad y seguridad de la población. Se invita a la sociedad a denunciar este ilícito al número 01800 228 9660 y al correo [email protected]

En otro comunicado el Ejército informa que la zona afectada se ubica en el kilómetro 11 de la carretera Mérida-Progreso, tramo San Ignacio-Tamanché, donde se halló una toma clandestina en el ducto de diésel de 8.5 pulgadas, el cual ya fue reparado y el bombeo del mencionado combustible se realiza de manera habitual, sin ningún problema.

Comentarios

Comentarios