Para PRI yucateco, antídoto campechano

Claudia Ruiz Massieu manda como delegado nacional al campechano Jorge Salomón Azar, quien es conocido como el "sepulturero" porque terminó de hundir al PRI en Tabasco, donde fue representante del CEN en las recientes elecciones.

670

La directiva nacional del PRI parece dispuesta a darle el tiro de gracia al moribundo tricolor en Yucatán, con la reciente designación del ex gobernador campechano Jorge Salomón Azar como delegado del CEN.

Recién llegado de Tabasco, donde los priistas de esos lares lo llaman el sepulturero por los nefastos resultados electorales del 1 de julio, que terminaron de hundir al tricolor.

Desde su llegada el priismo tabasqueño estaba mal, pero tal parece que se empeñó en enterrarlo, causando graves divisiones entre los militantes, que lejos de unir a los liderazgos terminó por ahuyentarlos.

Los resultados fueron la casi extinción del PRI en el Edén, pero la presidenta nacional Claudia Ruiz Massieu lo “premió” enviándolo a Yucatán, donde parece repetirse el escenario tabasqueño, con un priismo en la oposición e inmerso en profunda división a causa de los perdedores que se niegan a soltar la dirigencia y obstaculizan la llegada de nuevos liderazgos que puedan reconstituir al priismo yucateco.

Apenas esta semana se intentó en la Ciudad de México llegar a un acuerdo sobre la dirigencia estatal, y al respecto se formaron dos bloques: uno liderado por el senador Jorge Carlos Ramírez Marín, quien pidió que se nombre a Francisco Torres Rivas como dirigente interino mientras se convoca para un proceso para elegir nuevo presidente.

Sin embargo, el otro bloque, conformado por gente ligada a los “perdedores”, pidió que se mantenga a Carlos Sobrino Argáez, pues no corre prisa por moverlo.

El sábado, durante la presentación de la postura del PRI ante las acusaciones contra el ex gobernador Rolando Zapata Bello, hubo otro enfrentamiento y división, y al no llegar a un acuerdo cada grupo leyó el posicionamiento que llevó.

Por un lado, Ramírez Marín fijó una postura más institucional y pidió que sean las instancias correspondientes las que se encarguen de dirimir la diferencia que presenta el nuevo gobierno que encabeza Mauricio Vila con su antecesor del PRI.

El diputado local Felipe Cervera Hernández, coordinador de la bancada rolandista en el Congreso de Yucatán, se fue más por la línea de la confrontación y de una defensa a ultranza del ex gobernador.

Este es el panorama que encuentra el campechano Salomón Azar, con un priismo profundamente dividido, golpeado y quebrado.

Quizá Claudia Ruiz Massieu vea al priismo en agonía y manda al “sepulturero” a aplicarle la “eutanasia”.

Comentarios

Comentarios