Nacidos en febrero y marzo integrarán mesas directivas de casilla

Conforme a la estrategia de capacitación electoral, el mes sorteado y el que le sigue, deberán ser tomados como base para la primera insaculación a realizarse el 4 de marzo próximo en los 300 consejos distritales.

200

Ciudadanos nacidos en el mes de febrero y marzo serán los que integrarán las mesas directivas de casilla en el Proceso Electoral 2017-2018, según el sorteo del mes que será tomado como base para la insaculación de los ciudadanos que contarán los votos de las y los mexicanos, realizado en sesión ordinaria del Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE).

Conforme a la estrategia de capacitación electoral, el mes sorteado y el que le sigue, deberán ser tomados como base para la primera insaculación a realizarse el 4 de marzo próximo en los 300 consejos distritales. En ese sorteo por primera vez se contemplará también a todas las personas mexicanas que obtuvieron otra nacionalidad, así como a quienes obtuvieron la nacionalidad mexicana por naturalización.

El Consejero Electoral Marco Antonio Baños, presidente de la Comisión de Capacitación y Organización Electoral señaló que a partir de este sorteo empieza el proceso aleatorio de integración de las cerca de 155 mil mesas directivas de casilla, con una Lista Nominal de alrededor de 88.4 millones inscritos al Padrón Electoral.

“La integración de las mesas directivas de casilla es uno de los procesos más relevantes de la elección, es la parte más densa, más importante de la logística electoral, en la que los capacitadores electorales y supervisores tendrán la delicada responsabilidad de visitar el 100 por ciento de los domicilios de las personas que resulten sorteadas y, tendrán también la delicada responsabilidad de capacitarlos para la integración de las mesas directivas de casilla”, explicó.

El Consejero Presidente, Lorenzo Córdova Vianello, enfatizó que el proceso de selección aleatoria, que no sucede en otros países, contribuye a la certeza en el proceso electoral.

“Hoy nadie sabe quién va a contar los votos de la próxima elección y eso es una virtud, porque blinda precisamente a las y los ciudadanos que cumplirán esa función de eventuales intromisiones indebidas por parte de cualquier tipo de actor político-económico-social”, dijo.

Córdova Vianello subrayó que a través de sus capacitadores, el INE tendrá que remontar la desconfianza que se vive, no sólo en lo público, sino también entre la ciudadanía, para que la elección pueda llevarse a cabo.

“Hoy comienza un procedimiento que nos va a llevar a la construcción del que probablemente es el fundamental de los eslabones de esa cadena de confianza; insisto, hoy estamos presenciando de manera material lo que significa la lógica que implica la legislación electoral en términos de la ciudadanización de las elecciones”, concluyó.

En la misma sesión los consejeros electorales aprobaron los Informes Anuales que las Comisiones y el Comité de Planeación Institucional rinden al Consejo General del Instituto Nacional Electoral sobre el desarrollo de sus actividades durante el año 2017.

Comentarios

Comentarios