Llegan ante el juez custodios que violentaban a menores en el Caimede

Se les imputa en primera instancia por agredir a oficiales de la Policía Estatal de Investigación que fueron a interrogarlos sobre los maltratos y abusos.

3085

Custodios del Centro de Atención Integral al Menor en Desamparo (Caimede), que fueron acusados de maltratos contra menores internos en dicho albergue, fueron presentados antes un juez de control.

En una primera instancia, los tres servidores públicos (dos hombres y una mujer) cesados por ejercer violencia, fueron imputados por agredir a policías estatales que los interrogaban por abusar de cuatro menores.

En audiencia que presidió el juez de control Luis Mugarte Guerrero, se les acusó de resistencia de particulares al arresto. Sin embargo, ahora se espera que también sean procesados por los abusos.

Los custodios son Yuliana Berenice Casanova Falcón, José Ysabel Canché Canché y Robert Santiago Dorantes Aké, quienes tenías unos seis meses de antigüedad laboral en el Caimede, es decir, que entraron durante el sexenio de Rolando Zapata Bello.

Inicialmente fueron consignados por agredir a elementos de la Policía Estatal de Investigación que fueron a entrevistarlos sobre casos de violencia y maltrato que denunciaron cuatro menores internos en el Caimede.

Se les impuso una medida cautelar diferente a la prisión preventiva, para que luego se les someta a proceso por los casos de maltrato y signos de violencia que reveló el sábado el DIF Yucatán.

Estos hechos fueron cometidos por personal de la institución, entre ellos custodios que laboran ahí desde hace más de seis años.

Los menores manifestaron que estos maltratos los han sufrido desde hace varios años.

Es por eso que el DIF Estatal, en coordinación de la Procuraduría de la Defensa del Menor y la Familia (Prodemefa), presentaron de manera inmediata las denuncias ante la Fiscalía General del Estado.

Durante las postrimerías del sexenio de Víctor Cervera Pacheco también se presentó un sonado caso de maltrato contra una interna del Caimede, quien era hostigada y golpeada por una custodia que “le traía filo”.

Comentarios

Comentarios