Llaman a los candidatos a gobernar Yucatán a firmar pacto a favor de niñez

El objetivo es que se establezcan estrategias para disminuir la pobreza, la desnutrición, analfabetismo, violencia intrafamiliar, y el infanticidio, entre otros.

112

El próximo miércoles 23, los cuatro candidatos a gobernador firmarán el Pacto por la Primera Infancia, con el cual se comprometerán al desarrollo e inversión de programas de calidad y políticas públicas que impulsen el desarrollo integral de los menores de edad.

De ésta manera, se establecerían estrategias para disminuir la prevalencia de numerosos problemas que prevalecen en la entidad, tal el caso de la pobreza, la desnutrición, analfabetismo, violencia intrafamiliar, y el infanticidio, entre otros.

En conferencia de presa, los representantes de más de 350 organizaciones de todo el país hicieron un llamado a los candidatos a la gubernatura de Yucatán para que se comprometan y firmen dicho documento, ya que se busca asegurar el futuro del Estado.

Hasta el momento, los cuatro candidatos han manifestado su interés por participar en este evento, al cual también acudirían los dirigentes estatales de los diversos partidos políticos establecidos en la entidad.

El integrante del Consejo Directivo del Pacto por la Primera Infancia, José Ignacio Ávalos, remarcó que ésta es la única iniciativa que compromete a todos los actores de la sociedad civil a priorizar los derechos de la niñez temprana.

Apostó por solucionar, desde la raíz, las problemáticas de impacto social que frenan el crecimiento de México, y dada la importancia, cuatro de los cinco candidatos a la Presidencia de la República ya signaron la propuesta, bajo el compromiso de ponerla en funcionamiento al principio de su administración.

Ahora, corresponde el turno a los contendientes por el Ejecutivo local, y aclaró que en ningún momento se pretende politizar a la niñez.

“El objetivo del Pacto es lograr que los primeros años de vida se conviertan en una prioridad nacional”, acotó durante el evento efectuado en conocido hotel del Centro Histórico de Mérida.

Al mismo tiempo, la meta es articular esfuerzos de todos los sectores para mejorar de manera sustantiva los indicadores relacionados con la garantía de los derechos de las niñas y de los niños de cero a los cinco años en Yucatán y en todo el país.

La evidencia científica demuestra que invertir en el desarrollo integral de las niñas y los niños durante la primera infancia genera un alto retorno social y económico e incide en la capacidad de aprendizaje, la salud y el comportamiento de las futuras generaciones.

Esto se traduce en un mejor aprovechamiento escolar, mayor productividad, mejores ingresos, menos enfermedades crónicas, menor propensión a conductas criminales y de riesgo, así como en menor desigualdad y pobreza, subrayó.

El también presidente de Un Kilo de Ayuda aseguró que “cualquier candidato que aspire a construir un futuro de prosperidad debe poner las políticas para la infancia en el centro de su agenda y en la cima de sus prioridades”.

“No bastan programas asistencialistas o residuales, necesitamos una política para el desarrollo integral”, agregó.

Actualmente, en el Estado, hay 102 mil 545 menores de cinco años que viven en extrema pobreza, 30 mil padecen de desnutrición crónica y más de 27 mil niñas y niños no asisten a preescolar.

Los 10 compromisos y condiciones estructurales que integran el pacto son:

Disminuir a 45 por ciento el monto de niñas y niños menores de seis años que viven en pobreza.

Reducir a nueve por ciento la desnutrición crónica infantil y al 17 porcentual la anemia en menores de cinco años y detener el aumento en la prevalencia de sobrepeso y obesidad infantil.

Incrementar la lactancia materna en la primera hora de vida al 75 por ciento y al 45 porcentual en menores de seis meses.

Lograr que al menos siete de cada 10, niñas y niños menores de un año reciban las vacunas que les corresponden.

Detectar de manera oportuna la discapacidad e incrementar en 20 por ciento la cobertura de educación y salud para las niñas y niños menores de cinco años con discapacidad.

Incrementar a 90 el porcentaje de niños y niñas con un desarrollo infantil adecuado, a 50 por ciento la cobertura de evaluación de desarrollo, y disminuir a 10 porcentual las brechas de desarrollo entre ricos y pobres.

Asegurar que tres de cada 10 niñas y niños menores de tres años participen en programas de Desarrollo Infantil Temprano, y que el 80 por ciento de los mayores de tres reciba educación preescolar de calidad.

Que cuatro de cada 10 familias con niñas y niños menores de seis años participe en programas de habilidades parentales/prácticas de crianza en cualquiera de sus modalidades.

Lograr el registro de nacimiento oportuno del 90 por ciento de las niñas y niños.

Avanzar en la erradicación de todas las formas de violencia contra la infancia al disminuir en 20 por ciento el maltrato infantil y en 50 porcentual la violencia sexual y los casos de desapariciones de niñas y niños menores de 6 años.

Comentarios

Comentarios