La novatada de Cecilia Patrón y Elías Lixa

Tibia defensa de los representantes federales ante los fuertes recortes que resintió Yucatán en el presupuesto 2019.

1553

Radar Político/Columna

Dicen que más sabe el diablo por viejo que por diablo, y esto quedó de manifiesto en la reciente aprobación del presupuesto federal 2019 para Yucatán, que resiente fuertes recortes y prácticamente deja sin margen de maniobra a las autoridades estatales.

La bancada panista por Yucatán, con solo dos representantes en la Cámara de Diputados, resultó insuficiente para lograr que Yucatán no saliera tan “castigado” en la asignación del presupuesto federal.

El PRI, que tiene una bancada más numerosa y experimentada en las lides legislativas a nivel federal, prácticamente no metió las manos para defender a Yucatán, pese al compromiso público que hicieron. No les importó, se comportaron más como diputados de su partido que como representantes populares de Yucatán.

De los de Morena no se esperaba mucho, pues ante una inexperiencia mayor que la de los panistas, a sus representantes por Yucatán no les quedó más que plegarse a la aplastante mayoría que tiene su partido en el Congreso de la Unión.

Del senador panista ni hablamos, ni él mismo sabe para qué llegó, solo le importa que tendrá seguro un jugoso sueldo por seis años, que se empatarán a los tres que tuvo como diputado local y otros tres anteriores como diputado federal.

De los diputados federales Cecilia Patrón Laviada y Elías Lixa Abimerhi se puede decir que son carismáticos, de aquellos políticos que ganan elecciones, que tienen un discurso que conecta con la gente, pero sin duda a Yucatán le hace un legislador ideólogo, que con argumentos pueda enfrentarse en tribuna a los “gallones” que tienen el PRI, Morena y otros partidos.

Dicen que el PAN fue el primero en aprovechar los espacios plurinominales para impulsar la llegada a los congresos de personajes quizá no tan populares, pero con suficientes tablas para las lides legislativas.

Algo pasó en esta ocasión que el PAN desaprovechó esos espacios, o tal vez el relevo generacional se impuso, pues ya no están disponibles gente como María Elena Álvarez de Vicencio, Luis H. Álvarez, incluso la propia Margarita Zavala. Por Yucatán podría mencionarse gente del perfil de Roger Cicero, Benito Rosel o el propio Xavier Abreu Sierra.

Sin embargo, no todo está perdido, pero se necesita un buen reforzamiento en asesoría para estos nuevos legisladores. Tanto Cecilia Patrón como Elías Lixa son jóvenes dispuestos a aprender, y como en todo siempre hay una novatada… y la de ellos fue este diciembre de 2018.

Comentarios

Comentarios