Hay que quitarles a los funcionarios lujos que los ciudadanos no tienen: Mauricio Vila

Somos funcionarios públicos y el dinero que se utiliza es de los ciudadanos, enfatiza el gobernador al devolver 120 vehículos que arrendaba el Ejecutivo, 60 de los cuales eran de lujo.

16367

A 11 días del inicio de su administración, el Gobernador Mauricio Vila Dosal continúa la aplicación de las medidas del Plan de Austeridad, con la reducción de 120 unidades del parque vehicular, de las cuales 60 eran consideradas de lujo.

La devolución forma parte del primer paquete de 500 automóviles que se retirarán para permitir el ahorro de 60 millones de pesos anuales por concepto de renta, mantenimiento y consumo de gasolina.

El día de hoy, venimos a refrendar nuestro compromiso con el pueblo de Yucatán y, en este acto, de manera personal, vamos a devolver 120 vehículos, de los cuales, 60 de estos vehículos son camionetas catalogadas de lujo, que están destinadas al uso de funcionarios, y 60 vehículos que no tienen alguna utilidad y sólo representaban un gasto adicional a la ciudadanía, expresó Vila Dosal desde la explanada de la ex Penitenciaría de esta ciudad.

Ante la de titular de la Secretaria de Administración y Finanzas (SAF), Olga Rosas Moya, y el subdirector Área de Gobierno Peninsular de Banco Mercantil del Norte (Banorte), Carlos García Ramos, el mandatario estatal señaló que estas unidades fueron adquiridas en arrendamiento a través de la mencionada institución bancaria, quien no cobró ninguna penalización por la finalización temprana del contrato, refrendado su compromiso con Yucatán.

Los titulares de las dependencias dejarán de contar con vehículos de lujo, que no son indispensables para su trabajo, y en su lugar tendrán vehículos utilitarios. Estoy convencido que debemos de quitarles los lujos, que los ciudadanos comunes no tienen, porque somos funcionarios públicos y el dinero que se utiliza es de los ciudadanos, enfatizó en presencia de Juan Carlos Rosel Flores, director de la Agencia de Administración Fiscal de Yucatán (AAFY) y el Consejero Jurídico del Gobierno del Estado, Mauricio Tappan Silveira.

Añadió que otra parte de la flota pertenece a automotores asignados a trabajadores que, por sus funciones, no requerían de ellos y representaban un gasto extra para el Gobierno.

Vila Dosal señaló que el recurso ahorrado se destinará a la realización de obras y servicios en beneficio de los yucatecos y las yucatecas, además de que instruyó a la SAF para el redoble de esfuerzos para revisar el parque vehicular y devolver más vehículos, para lograr un recorte total de 500 autos valuado en 60 millones de pesos, que contribuirá al ahorro anual de mil millones de pesos en gasto público.

En su mensaje, el titular del Poder Ejecutivo recordó que el Plan de Austeridad contempla la eliminación del seguro de gastos médicos para el gobernador y los funcionarios estatales, la cancelación de 300 líneas de telefonía celular que no son indispensables y la baja de 500 automóviles que generan más gastos que beneficios, debido a su antigüedad.

Con esta devolución de unidades cumplimos en los hechos nuestro compromiso con la austeridad y con el bienestar de los habitantes de Yucatán, a través de un gobierno que sea responsable con sus ciudadanos, que se aprieta el cinturón y que comparte con ellos los difíciles momentos económicos que afrontan muchos yucatecos, puntualizó.

En su turno, Rosas Moya señaló que el contrato de renta de algunos de gran parte de los vehículos ya estaba por finalizar, ya que a algunos solo les quedaban uno o dos meses.

Comentarios

Comentarios