Grupo perdedor del PRI pretende aferrarse a la dirigencia estatal del tricolor

Gente vinculada al ex gobernador Rolando Zapata Bello quiere mantener en la presidencia del comité estatal a Carlos Sobrino Argáez, a quien los priistas considera el artífice de la estrepitosa derrota, junto con Mauricio Sahuí y Víctor Caballero, ex candidatos a la gubernatura y la alcaldía de Mérida, respectivamente, que cargan con el estigma público de la debacle.

1500
Carlos Sobrino Argáez, presidente estatal del PRI en Yucatán; Mauricio Sahuí Rivero, ex candidato perdedor a la gubernatura, y Francisco Torres Rivas. a quien se propone como dirigente interior del tricolor.

Radar Político/Columna

Funcionarios vinculados al ex gobernador Rolando Zapata Bello están tratando a toda costa de mantener en la dirigencia estatal del PRI a Carlos Sobrino Argáez, quien ya no es bien visto por la mayoría de los priistas yucatecos, porque lo consideran artífice de la estrepitosa caída que sufrieron en julio pasado.

Junto con Mauricio Sahuí Rivero y Víctor Caballero, ex candidatos a la gubernatura y la alcaldía de Mérida, respectivamente, que cargan con el estigma público de la derrota, en lo interno a quien se considera uno de los culpables es Sobrino Argáez, a quien se acusa de vender candidaturas al mejor postor sin tomar en cuenta a los liderazgos naturales de cada municipio, lo cual los llevó a perder la mitad de los ayuntamientos yucatecos, además de la gubernaturas y otras importantes posiciones.

Las pretensiones del grupo rolandista quedaron de manifiesto en una reunión que celebraron priistas yucatecos en la Ciudad de México, en la que participaron Pablo y Emilio Gamboa, Jorge Carlos Ramírez, Verónica Camino Farjat, Juan José Canul, Jesús Vidal, Liborio Vidal, Dulce María Sauri, Rolando Zapata, Mauricio Sahuí, Francisco Torres Rivas, Carlos Sobrino, Jorge Carlos Berlín Montero, Roberto Rodríguez Asaf, Víctor Caballero Durán, Felipe Cervera Hernández y Sansón Palma, ex alcalde de Yaxcacá.

Además de la catarsis, se habló sobre el futuro del partido tricolor en Yucatán y se planteó el relevo en la dirigencia estatal, lo generó que quedaran marcados dos bloques.

Uno estuvo integrado por Pablo y Emilio Gamboa, Jorge Carlos Ramírez Marín, Dulce María Sauri y Liborio Vidal y otro, conformado por Felipe Cervera, Mauricio Sahuí, Sansón Palma, Roberto Rodríguez, los demás diputados federales y la senadora Verónica Farjat.

En la reunión Ramírez Marín, propuso a Panchito Torres para ocupar de manera interina la dirigencia estatal del tricolor, en tanto se define quién será el nuevo dirigente.

Por su parte, Sansón Palma, Felipe Cervera, Juan José Canul, Mauricio Sahuí y Roberto Rodríguez, dijeron que no corría prisa por el relevo y que era preciso determinar con claridad las reglas para hacerlo y dejar que se asienten las aguas.

A final de cuentas, no hubo acuerdo sobre el interinato y se decidió que el nuevo delegado, el campechano Jorge Salomón Azar García, vaya cabildeando con cada uno de los liderazgos, para definir método de elección.

Comentarios

Comentarios