El PRI, con nuevo método de elección, pero viejas prácticas

El tricolor deja pasar una vez más la oportunidad de mostrarse con una cara renovada ante la sociedad, pero en un análisis frío no le quedaba de otra, pues con una elección interna hubiera mostrado su decreciente popularidad y la falta de un padrón confiable de militantes.

1032

Radar Político/Columna

El PRI tenía todo para realizar un proceso democrático para renovar su dirigencia estatal, pero una vez más está dejando pasar la oportunidad de mostrarse con una cara renovada ante la sociedad.

Por primera vez el Consejo Político aprobó que el método para realizar la elección del nuevo presidente estatal sea mediante una consulta a las bases. Sin embargo, en la práctica ya se hicieron los amarres para que se llegue a una candidatura de unidad, la cual únicamente sería ratificada el próximo 7 de abril.

Nuevo método, pero viejas prácticas. Una democracia de dientes para fuera, pero por dentro el dinosaurio más vivo que nunca. Es la paradoja que envuelve al PRI, pero en un análisis frío de la situación, al tricolor no le quedaba otro camino.

En primer lugar, el gasto que implicaría un proceso electoral interno, pero más el desgaste.

Por otro lado, el PRI quiso evitar el ridículo. Es de todos sabido que el tricolor nunca ha tenido un padrón confiable de militantes. Ni los dirigentes saben a ciencia cierta con cuántos priistas cuentan.

Ante el avance de Morena en los municipios y del PAN a nivel estatal, sin duda han tenido importantes fugas de gente que se decía priista.

Se calcula que a estas alturas el PRI tiene una popularidad incluso más baja que cuando se realizaron las elecciones de 2018. En consecuencia, la participación en su proceso electoral se hubiera limitado a 15 mil votante y hasta 20 mil con ganas de ayudarles, en todo el estado. Sin duda números bastante bajos para un partido que hasta hace unos meses detentaba el poder estatal.

Es el panorama que priva en el PRI rumbo a su elección interna, cuya candidatura de unidad recaería en el ex diputado Francisco Torres Rivas, mejor conocido como “Panchito”.

Uno a uno los aspirantes que pretendía la dirigencia estatal se han alineado al proyecto de unidad que encabeza el hoy líder municipal del PRI en Mérida.

Como se recordará los demás aspirantes eran: Walter Salazar Cano, Juan José Canul Pérez, Eloy Quiroz Ávila, Francisco Medina Sulub, Adolfo Calderón Sabido y Diego Lugo Interián, quien habría sido el último en alinearse.

En consecuencia, este domingo se espera que se registre la candidatura de unidad de “Panchito” Torres, quien tendría como secretaria general a la diputada local Karla Franco Blanco.

Comentarios

Comentarios