Defensa electoral en el PRI con actitudes gamberriles

Aconsejadas por Gaspar Quintal Parra, oscuro personaje del priismo yucateco, el equipo de Diego Lugo Interián prepara estrategias de choque para reclamar su presunto triunfo en la contienda priista del 7 de abril.

731

Radar Político/Columna

Aconsejadas por Gaspar Quintal Parra, un oscuro personaje del priismo yucateco, el equipo de Diego Lugo Interián prepara estrategias de defensa de su presunto triunfo, al estilo gamberril del 4 de julio 2011, cuando fueron golpeados ciudadanos poco antes del inicio de las obras del paso deprimido.

La primera muestra de estas protestas fue la manifestación de “resistencia civil” que hicieron este miércoles en la Casa del Pueblo, donde seguidores de Lugo Interián llevaron coronas de flores y ataúdes, en alusión a los supuestos muertos que votaron a favor del candidato Francisco Torres Rivas.

En un radar anterior advertimos del riesgo que corría el proyecto de Diego Lugo, al que se sumaron Francisco Medina Sulub y Eloy Quintal, por la infiltración de personajes de mala ralea, conocidos porque desbarrancaron proyectos políticos que auguraban buenos pronósticos y por sus traiciones.

Quintal Parra, subsecretario de Gobierno en el sexenio rolandista, tiene pésima fama por “coox virar”.

Solo por mencionar un ejemplo, durante la campaña del extinto Víctor Cervera Pacheco a la alcaldía de Mérida en 2004, Quintal Parra acusó a Víctor Caballero Durán de operar a favor de los panistas. Sin embargo, cuando Caballero fue secretario de Educación Quintal Parra no salía de la Segey.

Cuando fue diputado local operó en todo momento y cuanto pudo contra Rolando Zapata Bello, pero cuando éste llegó a la gubernatura no dudó en pedirle un “hueso” y se le dio una subsecretaría de Gobierno.

Además, fue señalado de ser uno de los artífices de la golpiza contra ciudadanos el 4 de julio de 2011 en el paso deprimido. Ese fue uno de los grandes tropiezos que llevaron al fracaso el proyecto político de Angélica Araujo.

Comentarios

Comentarios