Brote de piojos y liendres no respeta clases sociales

La pediculosis está en auge en Yucatán debido al calor intenso, humedad y lluvias, justo en el comienzo del año escolar. La prevención y acción para eliminar los piojos es clave, ya que provocan enfermedades como rickettsia

5418

Empezaron las clases y no pueden faltar las notitas en las agendas con las temible premisa: “Revisarle la cabeza a los hijos por la inminente aparición de piojos”. Y conste que no hay clase social ni casa de estudios que escapen a colonias de liendres y piojos –ahora escolarizados- en las cabezas infantiles y adolescentes. Están, son multitud y la época tampoco ayuda.

Porque en estos días de tanto calor y lluvia, ácaros como piojos y garrapatas están a la orden del día y, aunque pueden parecer molestos pero relativamente inofensivos, no lo son. Transmiten enfermedades como la rickettsia, y puede ser peligrosa y hasta mortal si no se previene o ataca en tiempo y forma.

Como informamos, la Secretaría de Salud federal dio a conocer que la semana pasada se registraron cuatro casos en Yucatán de rickettsia (específicamente en el interior del Estado), las cuales fueron confirmadas por medio de estudios de laboratorio efectuados en la Ciudad de México.

La rickettsia o rickettsiosis es una enfermedad infectocontagiosa que puede producir fiebre, cefalea, mialgias, confusión mental, vómitos y anorexia. Lo peor del caso es que, si no es detectada correctamente, se puede confundir por sus síntomas con otras dolencias como dengue y esto es grave ya que no lleva a la correcta medicación.

En Yucatán, la Secretaría de Salud estableció alerta sanitaria por enfermedades que transmiten los piojos e intensificó las campañas de prevención y combate en los 106 municipios.

Se estima que tres de cada 10 niños padece de pediculosis capitis, que es la infestación de piojos en el pelo y cuero cabelludo.

Esta enfermedad es un tabú en la sociedad, aunque no respete –como dijimos- clases sociales. “Tener piojos” se asocia a pobreza, falta de higiene y cultura para informarse o prevenir el problema cuando, en realidad, la melena más flamante puede recibir un “visitante” que pone sus huevos y ya… Comenzó el flagelo.

Los tratamientos

Yucatán Ahora platicó con Jorge Jiménez, especialista en pediculosis, quien explicó que, según la Organización Mundial de la Salud, una persona puede padecer pediculosis entre tres o cuatro veces en su vida.

“Lo que ocurre en Yucatán es que, debido a nuestro clima de calor, humedad y lluvias –especialmente en esta época- podemos padecer pediculosis más veces porque es el clima ‘ideal’ para que los huevos de liendres eclosionen hasta más rápido de lo normal”, detalló.

En su centro estético, Jorge aplica un tratamiento contra la pediculosis a personas a partir de los tres años (más chicos es difícil porque el tratamiento lleva cerca de dos horas) y consiste en cuatro pasos.

El primero es succionar los “bichitos” que transitan por la cabeza a través de una aspiradora conectada a una lendrera (el famoso marfil o peine fino). Luego se pasa un peine eléctrico (que no daña el cabello ni es abrasivo) que quema los piojos y liendres.

En el tercer paso se aplica un líquido erradicador (dimeticona), que se mete en los ductos por donde respiran los piojos y los asfixia. Por último y en forma manual, se pasa el peine fino como barrido final.

“El segundo servicio es gratuito y se otorga entre los siete y 12 días luego del primer tratamiento para erradicar cualquier piojo ninfa que haya quedado. Es importante que sigan este paso”, recomendó Jorge.

Y también señaló que, aunque la pediculosis existe desde hace miles de años, en pleno siglo XXI sigue siendo un tema tabú en Yucatán. “Es normal padecerla pero da vergüenza, aunque no respete clases sociales. Es más, las personas con más recursos económicos son las que normalmente nos visitan”, relató.

Recomendaciones

El piojo vive 30 días y la hembra pone alrededor de 300 huevos en ese lapso, aguanta horas sin respirar y muere 48 horas de estar sin contacto con la piel.

Para prevenir la pediculosis, las principales recomendaciones son: bañarse y cambiar la ropa diariamente, no compartir objetos personales como gorras y peines, mantener la vivienda limpia, cambiar y lavar regularmente las sábanas, fundas de las camas y hamacas y todo aquello que esté en contacto con mascotas. Las niñas deben acudir a la escuela siempre con el cabello limpio y recogido.

Para más información sobre el sistema de eliminación de pediculosis que realiza el especialista Jorge Jiménez, pueden comunicarse al teléfono 999 245 9629.- CGO.

Comentarios

Comentarios