Atleta de Olimpiadas Especiales, lista para el Mundial en Dubai

La joven María José Matey Alpuche, quien padece de autismo, se ha ganado el cariño de su entrenadora, Ana María Castro Díaz, y de la gente que la rodea por su dedicación al entrenamiento.

604

Pese a que todavía faltan dos meses para la competencia, la yucateca María José Matey Alpuche continúa preparándose, con miras al Campeonato Mundial de Olimpíadas Especiales que se realizará en Abu Dhabi, Dubai en marzo próximo.

La joven, quien padece de autismo se ha ganado el cariño de su entrenadora, Ana María Castro Díaz, y de la gente que la rodea por su dedicación al entrenamiento mismo que realiza en el gimnasio Solidaridad a cargo del Instituto del Deporte de Yucatán (IDEY).

De acuerdo con Castro Díaz la joven atleta no tuvo descanso entrenó todas las vacaciones, ya que uno de sus objetivos es subirse al pódio en este Mundial y por ende ganar alguna de las tres medallas en disputa.

Dijo que previamente, el próximo 2 de marzo, viajarán a la Ciudad de México para una concentración con el resto de la delegación mexicana, que la componen una tabasqueña y otra de Baja California y de ahí saldrán al país árabe tras una semana de prácticas.

La joven ganó el boleto a Dubai en el nacional realizado en Puebla y desde esa fecha comenzó a trabajar con ahínco de cara a esta competencia, ya que quiere subirse al pódio de ganadores.

“Le ha costado mucho trabajo ya que al principio no se concentraba, pero poco a poco ha ido aprendiendo los pasos y movimientos, aunque todavía nos falta el tono muscular”, dijo.

Para la maestra, éste será su tercer Mundial, ya que con anterioridad fue entrenadora en jefe de la Selección Mexicana y entre sus integrantes se encontraba la yucateca Melissa Escamilla con quien asistió al Mundial de China en 2007.

Años después, en 2015, repitió con Melissa al Mundial realizado en Los Ángeles, California.

Según dijo la entrenadora, una de sus grandes satisfacciones es ver el crecimiento de ellas, que se convierten en chicas independientes. Actualmente María José estudia la preparatoria libre.

“La niña que ahora tengo tiene autismo y aunque sufre mucho para concentrarse, disfruta mucho de la gimnasia y su ímpetu de aprender me sorprende a diario”, dijo la entrenadora.

La maestra Ana María Castro trabaja con un semillero de niñas y señoritas que entrenan, se preparan y vienen ‘pisando los talones’ a las actuales por lo que ha pedido a Carlos Saénz Castillo, Director del Instituto del Deporte (IDEY) esté pendiente del fogueo de las mismas para que alcancen niveles internacionales.

“Ellas también quieren destacar y dentro de poco estar en el podio de medallas”, finalizó.

Comentarios

Comentarios