‘Alito’ de Campeche rompe la unidad del PRI en Yucatán

Con su respaldo a Francisco Medina Sulub, quien no quiso bajarse del caballo y alborotó el gallinero que ya estaba controlado, el gobernador campechano le pasa factura al rolandismo.

1255
Francisco Medina Sulub, alfil del gobernador de Campeche en Yucatán.

Radar Político/Columna

Cuando todo parecía arreglado en el PRI y que se perfilaban hacia una candidatura única para renovar su dirigencia, la intervención de Alejandro Moreno Cárdenas, gobernador de Campeche, ha roto la frágil unidad que se tenía entre los “ismos” de Yucatán.

El acuerdo al que habían llegado era que Francisco Torres Rivas, conocido como “Panchito”, sería el presidente estatal, y como su compañera de fórmula, es decir, como secretaria general, iría la diputada rolandista Karla Franco Blanco.

Todos parecían estar de acuerdo, pero quien no aceptó la negociación fue el otro “Panchito” en competencia, Francisco Medina Sulub, quien impulsado por el gobernador campechano no quiso bajarse del caballo y dijo que se mantiene firme en la contienda.

La postura inflexible de Medina Sulub, dictada por “Alito”, como se conoce al gobernador campechano, ha propiciado que los otros aspirantes se rebelen, y varios de ellos ya rompieron lanzas y amenazan con inscribirse al proceso priista este domingo.

Todo ha vuelto a quedar como antes y se mantienen en la contienda, además de Medina Sulub, aspirantes como Walter Salazar Cano, Eloy Quiroz Ávila, Diego Lugo Interián, de Sucilá, y otros que darán la sorpresa en el registro.

En su discurso, Medina Sulub maneja que va contra la cúpula priista, por eso rechaza el acuerdo cupular y va a registrarse el domingo. Asegura que tiene el respaldo de varios comités municipales del PRI.

No menciona que es patrocinado por el gobernador de Campeche, cuya intervención rompió la unidad en el PRI yucateco. Algo que podría considerarse inédito.

Es de todos sabido la rivalidad entre el ex gobernador Rolando Zapata Bello y el mandatario campechano. Cuando el primero estaba en funciones competían por ver quién era el mejor gobernador, propiciando una guerra de encuestas para mostrar quién ocupaba el top en las listas de popularidad, aunque para ello tuvieran que pagar.

Pero también se patrocinaban ataques mutuos. Moreno Cárdenas mandó a distribuir en la Plaza Grande libelos contra su homólogo, y Zapata Bello financió portales y bots contra “Alito”.

Por cierto, Moreno Cárdenas es uno de los que aspiran a la dirigencia nacional del PRI, cargo que también busca la yucateca Ivonne Ortega Pacheco, lo que abre un nuevo capítulo en la añeja rivalidad entre políticos de Campeche y Yucatán.

Comentarios

Comentarios