Advierten de prostitución y narcomenudeo en Chichén Itzá

Jorge Escalante Bolio, ex presidente del Consejo Empresarial Turístico, lamenta que aún no se concrete el desalojo de vendedores ambulantes en la milenaria zona arqueológica.

2970

Tras 17 años de exigencia del sector empresarial para el desalojo de ambulantes en la zona arqueológica de Chichen Itzá, el ex presidente del Consejo Empresarial Turístico, Jorge Escalante Bolio, señaló que ahora la prostitución y la venta de estupefacientes invaden esta milenaria urbe maya.

Al ofrecer un desayuno de despedida, tras cumplir por cinco años al frente de la presidencia de CETUR y la elección de Jaime Solís González el pasado jueves, el empresario destacó que, entre sus ultimas actividades realizadas como responsable del organismo fueron el diálogo y entrega de agenda de trabajo con los candidatos de tres partidos políticos a la gobernatura y alcaldía de Mérida, respectivamente.

Escalante Bolio detalló que, una de las demandas más sentidas de los empresarios turísticos al gobierno estatal no se cumplió, que es el desalojo de los comerciantes que se instalan en la zona arqueológica de Chichen Itzá, donde ahora se advierte la presencia de prostitutas y la venta de estupefacientes.

Expuso que esta demanda ha sido una lucha constante de la Iniciativa Privada desde hace 17 años y que han pasado tres administraciones estatales y el problema crece, debido al número de comerciantes que se eleva y acosa a los turistas, pero a problemas que crecen y no se resuelven.

Agregó que en el caso de los miles de turistas que acuden a esta urbe maya, considerada Patrimonio de la Humanidad, es que el estacionamiento del parador turístico ha quedado rebasado y que ahora el turista camina hasta un kilómetro para llegar al sitio, con ello el riesgo de sufrir accidentes y expuesto a una serie de condiciones de inseguridad en la zona.

Jorge Escalante recalcó que, en la agenda entregada a los candidatos a la gobernatura, se exige en primer término seguridad, no solo para tareas de protección a los ciudadanos, sino medidas y condiciones para mantener la presencia de millones de turistas que transitan por el estado.

Sin seguridad, agregó, no habrá turismo y añadió que será importante que el gobierno no espere a que se presente un hecho grave en ese sitio turístico para tratar de poner orden y darle al espacio arqueológico la dignidad que le corresponde, y al turista el espacio para disfrutar y conocer un espacio cultural como Chichen Itzá.

Repuso que el próximo gobernante de Yucatán debe ser una persona que quiera y entienda el turismo y apostar por resolver de manera definitiva problemas, vicios y requerimientos que crecen sin solución, tanto en problemas de promoción, como de imagen, de salud y seguridad para que este sector económico despunte.

Mencionó que otro de los reclamos del sector empresarial es el abandono del puerto de Progreso, la falta de atención al cuidado y protección de las condiciones que prevalecen en este destino de sol y playa al que arriban turistas de cruceros, pero también es el punto vacacional de miles de yucatecos, donde hay un notable rezago por agua potable, servicios, imagen turística, capacitación y desarrollo de empresas turísticas, argumentó.

 

 

Comentarios

Comentarios