Acaba en tragedia la final de un partido de futbol en Yucatán

El equipo local se lleva la victoria y la celebración deriva en un enfrentamiento en el cual salieron a relucir machetes y hasta armas de fuego, con saldo de un jugador muerto y otros dos heridos de gravedad.

20187
El equipo de Tixcacaltuyub, el Real 17, que jugó la final en Yaxcabá este domingo.

La final de un partido de futbol acabó en tragedia en el oriente de Yucatán, donde las celebración por la victoria derivó en un enfrentamiento en el que salieron a relucir machetes y hasta armas de fuego.

Los hechos ocurrieron en la localidad de Tixcacaltuyub, perteneciente al municipio de Yaxcabá, donde se enfrentaron el equipo del poblado con una escuadra visitante.

El saldo fue de un muerto y dos lesionados graves, todos ellos integrantes del equipo que se llevó el triunfo tras un intenso partido que calentó los ánimos.

Luego de coronarse como campeones, los jugadores de Tixcacaltuyub celebraron ruidosamente su victoria, al calor de las copas.

En determinado momento se recordaron viejas rencillas y surgieron las agresiones verbales hasta que llegaron a los golpes.

Ya con los ánimos muy calientes, salieron a relucir machetes y armas de fuego. Tres integrantes del equipo de Tixcacaltuyub recibieron machetazos e impactos de perdigones, con saldo de uno de ellos muerto y dos más lesionados.

Beyvi Gabriel Montes Aké, de 32 años, murió en el hospital del IMSS de Izamal tras llegar gravemente herido. Resultó con un perdigón debajo de la quijada, fractura de tobillo causada por otro perdigón, así como heridas de machete en una pierna y otras partes del cuerpo.

Otros dos compañeros de equipo fueron llevados al hospital O’Horán en Mérida. En primera instancia fueron trasladados al IMSS de Izama, pero por la gravedad de sus lesiones se les envió a la capital del estado.

Athor Montes Aké, de 17 años y con domicilio en Tixcacaltuyub, resultó con lesiones de perdigón en una costilla y la pierna izquierda.

Noé Geovanny Gómez Yah, de 20 años y también con domicilio en Tixcacaltuyub, acabó con un perdigón alojado en el empeine de un pie y otro en la rodilla izquierda.

El agresor fue identificado como Salvador Cox Cuxín, quien se dio a la fuga en un automóvil.

Comentarios

Comentarios